Hasta hace poco no fui consciente de que algo así podía ser posible, lanzar mi firma propia donde mis ideas se palpan con mis propias manos, junto con mi familia y amigos convirtiendo mi sueño en realidad. Siempre me ha gustado hacer cosas con las manos, crear una imagen en la mente y verla terminada.

Mi primer amor fue el ganchillo, me dio la oportunidad de pasar horas con el corazón a mil viendo como tejía mi futuro.

El cuero entró en mi vida por un amor, y me encaminó a la artesanía, descubriendo como fijarme en los detalles de las cosas bien hechas. Como la perfección y la simplicidad hace de algo bonito, tan bonito que te seduce. Y eso me hizo fijarme en los zapatos. El arte de calzar, encontrando la manera de poder expresar mi concepto de lo que es la simplicidad de lo bello.

Ana Monsalve lanzó su primera línea como Tiralahilacha Shoes by Ana Monsalve, en colaboración con Tiralahilacha. El aire romántico y “naive” de la diseñadora Meeta Villaroel inspiró que los zapatos tuviesen un estilo “Vintage”. Monsalve Creaciones ofrece un calzado cómodo, de piel y producido en España, en una fábrica familiar de Elda, expertos en su oficio, que hacen que estos zapatos sean especiales al no restarle importancia a los pequeños detalles. Las colecciones van dirigidas a mujeres que buscan un calzado de calidad, que les permita ir cómodas pero femeninas. Diseños sencillos y colores básicos permiten combinar los zapatos en diferentes estilos por su atemporalidad. La comodidad se basa en la cuidada elección tanto de las hormas, como de la altura de los tacones, que hacen de los zapatos un compañero para el día a día.